¡Consigue Gratis todo lo que te propongas!

Apúntate gratis a nuestra newsletter y recibe contenidos exclusivos que te ayudarán a potenciar tus habilidades y mejorar tu vida personal y profesional para conseguir todo lo que te propongas

En Human Abilities odiamos el Spam, y por eso aquí estarás 100% libre de Spam.

Podrás darte de baja siempre que quieras y en cualquier momento.

¿Sabes qué es lo que hace que sea tan difícil cambiar hábitos? ¿Sabes porqué a veces reaccionas de forma automática?

En el programa de esta semana te hablo de cómo funciona nuestra mente y de porqué a veces reaccionamos de ciertas maneras sin pensar, aunque esto nos pueda acarrear problemas o arrepentimiento.

¿Cómo funciona nuestra mente?

Estoy seguro que, igual que yo y que todo el mundo, has reaccionado, tomado una decisión y hablado antes de pensar, de forma automática y sin saber porqué.

Esto no es cosa de brujas, ni eso que llaman intuición. Es nuestra mente. Pero para entenderlo, primero debes saber cómo funciona.

La mente consciente

La mente consciente es esa con la que pensamos, con la que razonamos las cosas y con la que tomamos decisiones meditadas. Por poner un ejemplo: cuando empezamos a conducir, debemos pensar cada cosa que hacemos, es decir, apretar embrague, soltar embrague mientras empiezas a pisar el acelerador, etc…

La mente inconsciente

Por otro lado, la mente inconsciente es aquella que tenemos automatizada. Por ejemplo, cuando queremos coger algo, no pensamos coge el bolígrafo y le damos la orden al brazo y la mano, simplemente lo cogemos.

Eso no significa que en esta simple acción, no exista un proceso de creación de la idea, un proceso de orden a las extremidades, y un resultado óptimo.

Pero esta mente inconsciente, no únicamente sirve para eso, sino que su función es ahorrarnos energía, protegernos y ayudarnos a sobrevivir.

Piensa que el ser humano salvaje, porque estamos domesticados jajaja… es un animal que pretende sobrevivir igual que el resto, y cumplir con sus funciones básicas (comer, dormir, reproducirse y poco más). Si partimos de aquí, el ahorro de energía es súper importante, ya que en estado salvaje seguro que no comeríamos cada día, por tanto, guardar energía en forma de grasa ayudará a tenerla cuando nos sea necesario para salvar nuestras vidas o para aguantar más tiempo sin comer.

A partir de aquí, para ahorrar energía, el cerebro subconsciente automatizará tareas que ya hayan sido realizadas, porque el simple echo de pensar, es uno de los procesos en los que más energía gastamos. Vamos, que ahora mismo estás gastando energía, jajajaja…

Cuando automatiza estas tareas, lo que hace es relacionar momentos, colores, palabras, aspectos visuales, auditivos, y en general de todos nuestros sentidos; para que cuando se repita una situación similar o que contenga varios de estos aspectos almacenados, nuestro cuerpo reacciona de cierta forma que tiene aprendida.

La famosa zona de confort

Pues sí, la famosa zona de confort de la que tanto se habla, no es más que nuestro cerebro inconsciente que nos está protegiendo frente a cosas que desconoce. Vamos, vendría a ser como una madre o padre súper protector.

Al final, nuestro cerebro inconsciente nos sabotea en muchas circunstancias, no por fastidiarnos, sino para protegernos. Pero eso no significa que siempre tenga razón. Al fin y al cabo, ahora mismo en muy rara ocasión te vas a encontrar corriendo delante de un león hambriento.

¿Cómo aprende nuestra mente inconsciente?

Nuestra mente inconsciente aprende a base de repeticiones, o a base de emociones. Es decir, aprenderás a automatizar procesos a base de repetir algo, o porque haya algo que te haya generado una emoción que quede grabada.

Por ejemplo: cuando aprendes a conducir, lo hacemos por repetición, a base de una vez y otra y otra, al final conduces de forma automática sin pensar cuándo es el momento de cambiar de marcha o de pisar más o menos el freno o acelerador.

En cambio, cuando una emoción te invade fuertemente, queda grabada, como por ejemplo: lo que estabas haciendo el 1 de Septiembre de 2001 cuándo sucedió el atentado de las Torres Gemelas.

La repetición por imaginación

Seguro que has oído hablar de las visualizaciones positivas.

Nuestra mente es tan poderosa que si imaginamos algo una y otra vez, nos predisponemos a captar en nuestro entorno cualquier índice que nos pueda llevar a eso. Sea negativo o positivo.

Es decir, estarás preparando a tu mente inconsciente a estar atenta a las oportunidades.

Es por esa razón, que si nos centramos en lo malo, veremos a nuestro alrededor todas las oportunidades para que eso salga mal. Pero lo mismo pasa con lo positivo, así pues, piensa que es lo que quieres para ti.

Y como siempre, si crees que este artículo del blog o el episodio del podcast de PNL puede ayudar a alguien, compártelo 😉

O si tienes alguna duda o pregunta, mándame un correo a través del formulario de contacto.

¡Hasta la próxima semana!

Share This