PNL Lenguaje Corporal: “El Lenguaje Corporal y la PNL”

Últimamente nos llegan a Human Abilities alumnos que han asistido a algún tipo de curso de comunicación, motivación, coaching, hablar en público, etc., donde les han explicado la famosa regla de que en la comunicación, el lenguaje corporal es un 55%, el lenguaje paraverbal un 38% (tonal, que no tiene una definición exacta, ya que el tono es solo una característica del lenguaje paraverbal, también esta el volumen, el ritmo, las pausas, etc.), y el verbal un 7%.
Lo que no les explicaron a estos alumnos, es que la persona que realizó este experimento dijo lo siguiente: “Por favor, note que esta y otras ecuaciones en relación a la importancia relativa de los mensajes verbales y no verbales fueron derivados de experimentos que tenían relación con comunicaciones de sentimientos y actitudes (i.e., gusto-disgusto). A menos que un comunicador esté hablando acerca de sus sentimientos o actitudes, estas ecuaciones no son aplicables.” Albert Mehrabian.

A menudo, como se puede observar, este estudio se ha sacado de contexto y ha sido mal interpretado, generalizando a toda la comunicación estos resultados.

Sin entrar a debatir cómo llegó a esos resultados de porcentajes, ni sobre la fiabilidad de los estudios, cuál ha sido muestreo o el proceso de medición, parece ser que muy pocas personas que enseñan estos porcentajes conocen estos datos.

¿Qué razones pueden llevar a explicar estos datos distorsionados en una formación?

Las personas buscamos la seguridad, y la seguridad nos lo da todo aquello que es previsible, que sabemos de antemano que va a ocurrir . Por esta razón nos llama tanto la atención tener conocimiento que nos permita prever lo que harán otras personas, o simplemente que significa, o que estará pasando por su cabeza.

Cuando en una formación nos explican como podemos saber lo que la persona piensa realmente, eso nos hace sentir seguros por que nos parece que controlamos la situación, sabiendo lo que la otra persona en realidad piensa.

Quien ha leído algún libro de lenguaje corporal, conocerá que la famosa postura de brazos cruzados, significa “estar cerrado, protección”, etc. Curiosamente en Human Abilities hemos detectado que hay otras razones, por ejemplo hemos notado que en nuestras formaciones, parece ser que las mujeres notan más rápidamente la temperatura baja de la sala y se cruzan de brazos para soportar el frescor. Como hace tiempo descubrimos que no quería decir que estuvieran enfadadas, o en posición cerrada, si no que era por la temperatura, entonces regulamos la temperatura de la sala para su comodidad y mágicamente dejan de estar en posición cerrada.

Dejando la ironía de lado, seguramente tú habrás notado que hay ocasiones en que estás con los brazos cruzados y puede ser por diversas causas: frío, comodidad, aburrimiento, atención, etc. Esto depende del contexto y de la persona.

Pero claro, esto último no hace a la persona previsible y no vende cursos.

Precisamente la PNL se basa en no interpretar a la persona, al menos hasta que tengamos suficientes indicios. Una madre a menudo sabe solo con ver la cara del hijo o la hija, que estado anímico tiene. Pero cuando ocurre con un desconocido es mucho más complicado.

Aquí es donde la PNL nos ayuda a no hacer interpretaciones erróneas y buscar indicadores característicos de la persona que nos muestren lo que puede estar ocurriendo en la mente de otra persona. Pero esto requiere observación y memoria. Y claro, no es tan comercial, aunque sí más efectivo.

Mira.. ¡También te puede interesar!