Errores que cometemos al aprender “Cicatrices de Aprendizaje”

Cuando, siguiendo nuestras ideas o acciones, tenemos que salir de nuestra zona de confort, o dicho de otra forma, salir de nuestro camino habitual, o hacer algo a lo que no estamos acostumbrados, solemos sentir vértigo o miedo a eso que aún es desconocido para nosotros. Además, al tratarse de algo nuevo según nuestra experiencia, también aumenta la probabilidad de cometer más errores.

Precisamente transitar por esta fase (de lo habitual a lo nuevo), que podríamos denominar de expansión, junto con la posibilidad de equivocarse, es el precio que hay que pagar para seguir aprendiendo y creciendo.

En función de cómo gestiones esta situación, que solemos llamar ‘de riesgo’ o ‘inseguridad’, puede que realmente aprendas y crezcas, o simplemente ocurra que te quedes paralizado, bloqueado, haciendo lo de siempre (únicamente porque es lo que conoces pero no porque te aporte nada útil).

La recomendación: pasar a la acción y seguir aprendiendo de los resultados obtenidos.

Así nos lo argumenta el Puchero del Hortelano en la canción La Guía:”solo se salta una valla si se intenta alguna vez, y al caer si me hago daño de mis golpes aprenderé, cicatrices que recuerdan la aventura de crecer”

Y tú, ¿cuántas cicatrices de aprendizaje o crecimiento tienes?

Raúl Soldado

Mira.. ¡También te puede interesar!