¡Consigue Gratis todo lo que te propongas!

Apúntate gratis a nuestra newsletter y recibe contenidos exclusivos que te ayudarán a potenciar tus habilidades y mejorar tu vida personal y profesional para conseguir todo lo que te propongas

En Human Abilities odiamos el Spam, y por eso aquí estarás 100% libre de Spam.

Podrás darte de baja siempre que quieras y en cualquier momento.

Nos gusta quejarnos, y lo sabes. Es más, a veces nos quejamos para dar un poco de penita y así conseguir lo que queremos. Pero ¿qué pasa cuando esas quejas se vuelven crónicas? ¿Cómo podemos gestionar las quejas? En el episodio de hoy del Podcast de PNL te hablamos sobre cómo gestionar las quejas, tanto las nuestras, como las de los demás. ¿Qué podemos hacer en cada caso?

Antes por eso, recordarte que en los cursos online de PNL, encontrarás formas de potenciarte y mejorar a nivel personal y a nivel profesional. No te los pierdas, que vamos añadiendo nuevos cursos a menudo 😉

Cómo gestionar las quejas

Como te decía, nos gusta quejarnos, y hacer ver al otro que nosotros somos el bueno y los demás los malos. Pero todo esto es muy injusto, ya que el malo, no siempre es tan malo, ni el bueno tan bueno.

Si nos pasamos de quejas, al final logramos tener la queja como un modo de vida, es decir, que todo está mal. Pero ¿a qué es debido esto?

Sin quererlo, acabamos quejándonos por todo, sea bueno o se malo. Conseguimos transformar las cosas buenas, y le sacamos la parte negativa. Esto es debido a que de tanto quejarnos, creamos neuroconexiones, que automáticamente generan una negatividad constante. Pero éste no es el único problema, sino que esto nos afecta en la salud, en la nuestra y en la de quién nos escucha.

¿No te ha pasado alguna vez escuchar a alguien durante 30 minutos y acabar tu también enfadado o triste?

Y mi pregunta es: qué prefieres, ¿estar con alguien que se queja, o con alguien que te da buen rollito?

Cómo gestionar las quejas propias

Para aprender a tratar nuestras propias quejas, primero tenemos que analizarnos. Para ello, lo mejor es responder a estas preguntas cada vez que dejamos salir una queja:

  • ¿Qué dice de mi y qué valores transmito?
  • ¿Me ayuda a conseguir el resultado que quiero?
  • ¿Qué quiero decir en realidad?
  • ¿A quién le es útil esta queja?
  • ¿Lo puedo decir de otra forma sin que parezca una queja?

Pongamos un ejemplo de ésta última: “Lo haces todo mal” → “Lo has hecho aunque lo podrías hacer como a mi me gusta o mejor, al menos que funcione”

Como ves en función del tipo de queja, de a quién se la transmitas, o hasta de cómo la expreses, podrás redirigir tus propias palabras hacia lo bueno y lo que realmente quieres.

Hay otras personas a las que les va bien hablas con la queja, es decir, materializar la queja y convertirla en algo con el que puedes hablar.

Cómo gestionar las quejas de los demás

Como siempre decimos, las cosas no son ni positivas ni negativas, todo depende de cómo se miran. Es por esa razón que la queja parece negativa, pero según el enfoque que le demos, y si aprendemos a escuchar más allá de lo que dicen las palabras, nos daremos cuenta que la queja nos dice cosas de la persona que la está diciendo.

Por esa razón, si buscamos en el fondo nos daremos cuenta que una queja puede generar cambios personales y profesionales. Eso sí, hay que saber gestionarlas.

Pero sobretodo, hay que quejarse sin enfadarse, porque sino, ya estamos perdidos.

Concurso Podcastero

Y sí, hoy también hacemos otro concurso en el que el premio será un mes gratuito de suscripción a los cursos.

Para participar, solamente tienes que enviarnos tus quejas. Así, como lo lees. Envíanos tus quejas, y la que nos parezca más original, será la ganadora 😉

Como siempre, mándanosla a concurso@humanabilities.com.

Y nada más, hasta aquí el programa de esta semana. Daros las gracias por vuestras valoración de 5 estrellas en iTunes, por vuestros Me Gusta y comentarios en iVoox, y por compartir estos programas con vuestros familiares y amigos 🙂

Share This