Estoy seguro que has oído hablar en más de una ocasión de las Personas tóxicas. Es más, seguro que tu también has usado estas palabras para referirte a alguien con quien es un agobio pasar un rato, o con quien no deja de quejarse por todo lo que le rodea.

Hoy te hablaré sobre las Personas tóxicas, y te sorprenderá saber que realmente no existen. ¿Quieres saber el porqué? Adelante Podcast 🙂

¿Qué es una persona tóxica?

Las personas tóxicas son aquellas personas pesimistas y negativas. Cualquier cosa les sienta mal y se toman todo por el lado negativo. Normalmente suelen asumir un rol de víctima en todas las situaciones. No se plantean si están haciendo alguna cosa mal, simplemente se limitan a culpar al resto del mundo de todo lo malo que les pasa. Es decir, responsabilizan a los demás en lugar de asumir la responsabilidad. Vamos, que no reconocen sus propios errores.

Otro de los aspectos que definen a las personas tóxicas es que no se alegran nunca por alguna alegría o éxito de algún amigo o familiar. Cosa que hace que esas personas se vayan alejando de ellas.

¿Por qué las personas tóxicas no son tóxicas?

Las personas tóxicas no existen, sino que somos nosotros los que nos dejamos intoxicar en determinados momentos. Es decir, nos dan basura y nosotros la aceptamos, nos dan un chupito de cianuro y nos lo tomamos.

A fin y al cabo nos pasa lo mismo, es más fácil culpar al otro y decir que es una persona tóxica, pero no nos damos que somos nosotros los que dejamos que los aspectos negativos nos invadan.

¿Qué puedes hacer para que no te afecten las toxicidades?

Para que las toxicidades que nos llegan no nos afecten, lo primero que debemos hacer es conocernos mejor. Para ello podemos hacerlo de las siguientes formas:

  1. Aprender a gestionarte mejor emocionalmente: existen diferentes formas para aprender a gestionar tus emociones, y para ello te remito al resto de programas del podcast, ya que ya hemos tocado algunos aspectos, y en futuros programas iremos viendo otros.
  2. Reflexionar sobre lo que te ha hecho sentir esa persona: ¿qué valores te a perturbado? ¿qué dice eso acerca de ti? analiza la situación, analiza tus sentimientos y qué es lo que podrías hacer al respeto.

A partir de aquí, define cuál es el objetivo de estar con la persona que consideras tóxica, y si te ayuda en ese entorno o te impide avanzar. Sin juzgar y sin generalizar. Debemos pensar que en nuestro entorno tenemos personas para todas las situaciones: para las penas, las alegrías, para salir y tomar unas copas, etc. De esta forma, debes saber qué personas te acompañarán en cada momento.

Y como siempre, si tienes alguna duda o pregunta, puedes ponerte en contacto conmigo a través del formulario de contacto y te responderé encantado 😉

 

Share This